Anatidofobia: Miedo a estar siendo observado por un pato.


Miedos hay miles, millones. Hoy día se dice que vivimos en la sociedad del miedo, lo que en mi opinión no puede más que desembocar en un miedo generalizado a la sociedad, o incluso al hombre (¿odio?). Los miedos paralizan, engañan, ocultan, limitan y pueden crecer si no los controlamos. En el mundo de los miedos y de las fobias hay de todo y para todos. La lengua y la literatura tampoco se salvan.

miedos y fobias letras

No voy a entrar en los orígenes de estas patologías ni en su consideración clínica porque, sinceramente, no tengo ni idea. ¿Miedo a emitir opiniones o a la crítica? Pura ignorancia y punto. El caso es que me he encontrado con cositas interesantes como la que da título a esta entrada. Volviendo al mundo de las letras, os ofrezco una selección de fobias, una pequeña muestra de lo raros que podemos llegar a ser:

– Aibofobia: Miedo a las palabras palíndromas (la que se lee igual de izquierda a derecha, que de derecha a izquierda)

– Bibliofobia: Miedo a los libros.

– Escriptofobia: Miedo de escribir en público.

– Grafofobia: Miedo, angusta de escribir.

– Helenologofobia: Miedo a los términos griegos o de la terminología científica compleja.

– Hispanofobia: Miedo o repulsión hacia los hispanos, a la lengua española o hacia la cultura hispánica.

– Ideofobia: Miedo a las ideas o a la razón.

– Logofobia: Miedo a las palabras, a pronunciar ciertos fonemas.

– Metrofobia: Miedo u odio a la poesía.

– Nomatofobia: Miedo a los nombres.

– Onomatofobia Miedo de un nombre o de una palabra en particular.

– Verbofobia: Miedo a las palabras.

– Xenoglosofobia: Miedo a lenguas extranjeras.

Pero sin duda la ganadora, la fobia que más me ha llamado la atención, por su propia incoherencia nominativa ha sido esta:

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia (o Sesquipedaliofobia): Miedo a la pronunciación de palabras largas, complicadas o inusuales por miedo a equivocarse.

Vamos a ver… ejem… mejor no saber que tienes hipopotomostro… si es que lo tienes. En todo caso, mejor no saber el nombre de lo que tienes. En fin, hay cosas peores, como la Psicofobia o miedo a la mente. Mejor no lo pienses.

(enlace al video)

Fuente: diccionario de fobias

P.D.: El que no tiemble cuando su pareja le dice “tenemos que hablar” debe de tenerle mucho miedo a oír…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Tu comentario aquí. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s